miércoles

BAUTIZO DE COCHE

Aunque ahora me pongo tristona con los dias de lluvia, reconozco que no siempre fueron tristes los dias de lluvia para mi. Creo que uno de los encuentros más morbosos que tuve con un chico (David)comenzó precisamente en un dia de lluvia. El un día antes acababa de estrenar su coche, un deportivo descapotable precioso. Esa tarde quedamos en su casa para tomar cafe y asi poder enseñarme un nuevo coche. Él y yo sabíamos que nuestros encuentros de pasión siempre fueron buenos y el cafe o el coche era una excusa para una tarde de desenfreno.Y esa fue precisamente la excusa para quedar y tener un rato de su compañia. despues del cafe bajamos a su cochera a ver su nuevo coche. El estaba emocionado con su coche y entonces se me ocurrio que iba a hacerle un regalo por su nuevo coche. El garaje, iba a ser ahora el escenario de nuestro excitante encuentro sexual. Vistazo rápido al coche y en unos instantes se desató la pasión. Los besos y las caricias fueron mezclándose con tocamientos más intensos. De pie, con su cuerpo apoyado sobre el mío que reposaba ya sobre su coche, El fue introduciendo poco a poco su mano en busca de mi húmedo sexo. Poco a poco rozó sus dedos contra mi vagina, mientras mis manos acompañaban el ritmo agitando con fuerza su palpitante pene. En ese momento los miedos y dudas que en ocasiones invadían mi cuerpo, se fueron evaporando con nuestro constante jadeo.
Pero nada podía hacernos parar y el deseo ardiante de sexo que teníamos se iba mitigando poco a poco. El no podía evitar mirarme mientras mi cuerpo reposaba sobre la carrocería de su coche. La fuerza que hacía con su cuerpo para penetrarme era cada vez más intensa, aunque el gran calentón le hacía olvidar lo delicada que era la carrocería.
Con sus piernas a horcajadas, el impulsaba fuertemente su pene en mi vagina y con sus labios lamía intensamente mis pechos. Los movimientos se acrecentaban con la tensión morbosa que nos producía el escenario. Tras unos minutos, ya exhausto, el salpicó con su semen el capó de su flamante coche, fue un bautizo mas que original...
Y esto paso en una tarde gris de lluvia....

DIAS DE LLUVIA

Cuando parecía que el calorcito del verano nunca se marcharia,un día triste, de lluvia, me sorprende.
Entonces me siento cómplice del tiempo.
Cuando parecía que sólo la alegría e ilusión invadían mis días,un día triste, de lluvia, me sorprende. Deseos de sol, de calor; de esa calidez sólo posible entre personas. Anhelos de primavera, de colores, de ilusión; cuando todo, rosa, negro o gris, es bonito por igual. Nostalgia de esos días caluroso, en los que todo, y a la vez nada tenían sentido. Necesidad de sol, luz, calor, que sustituyan esta oscura y triste lluvia; esta oscura y triste soledad. Que mal me encuentro animicamente los dias de lluvia, son dias en los que mas te echo de menos.

martes

LOS FAMOSOS AFRODISIACOS

¿UN MITO O REALIDAD?

Desde siempre se han comentado de las poderosas cualidades para aumentar el apetito sexual que tendrían las sustancias o alimentos conocidos como afrodisíacos.
Los hay de todos los tipos y colores, para ingerir o para frotar en las partes íntimas, algunos más exóticos que otros, y aunque muchos ponen en duda su real eficacia y tratan de desterrar la idea de que tienen beneficios a la hora del sexo, sosteniendo que se trata de algo más bien psicológico, otros tantos aseguran que son muy útiles y hasta disponen de una larga lista en donde constan cuales alimentos o sustancias usar si lo que se quiere es tener un buen sexo.
Lo cierto es que los afrodisoacos, vocablo impuesto en honor a Afrodita, la diosa griega del amor, la fecundidad y la energía, siguen estando en boca de todos.
Si eres de los que creen en los afrodisíacos, o deseas experimentar por ti mismo sus beneficios (si es que lo tienen), te recomiendo los siguientes, ¡toma nota!:
Anis: Ya los griegos y romanos lo veneraban por sus propiedades “amatorias”
Esparragos: el secreto es consumirlo ya sea hervidos o al vapor durante 3 días seguidos
Almendras: símbolo de la fertilidad, su aroma harían intensificar la pasión en la mujer
Rúcula: desde el siglo I antes de Cristo que se la emplea como afrodisíaco
Aguacate: en azteca llamado “árbol del testículo”
Plátanos o bananas: ricos en potasio y vitamina B, necesarios para la producción hormonal sexual
Chocolate: “el alimento de los dioses”, contiene antioxidantes una sustancia similar a la cafeína las cuales potencian la acción de los neurotransmisores del cerebro
Zanahorias: buen estimulante sexual para el hombr
Café: produce una acción similar al chocolate, aunque no conviene abusarse ya que en exceso produce un efecto depresivo
Ajo: de él se dice que remueve los deseos sexuales
Miel: ancestralmente se la empleaba para curar la esterilidad y al impotencia
Mostaza: se cree que incrementa el deseo y estimula las glándulas sexuales
Ostras: por su parecido con los genitales femeninos, desde siempre se las ha considerado un potente afrodisíaco, además de ser muy nutritivas y ricas en proteínas
Vainilla: incrementa la pasión
Trufas: aumenta la sensibilidad en la piel
Piña o ananá: se la utiliza en homeopatía para curar la impotencia
Vino: ayuda a relajarse y a estimular los sentidos, aunque tampoco debe consumirse en exceso…todo en su justa medida
Pos supuesto existen muchos más. Seguramente en tu casa dispondrás de algunos de estos alimentos y si no te serán muy fáciles de conseguir, ¡luego ya me cuentas que efecto te causaron!

lunes

PILDORA DEL DIA DESPUES

Es un método contraceptivo que usa los mismos anticonceptivos que una píldora normal pero en mayor dosis y durante un día. Se debe tomar en las primeras 72 horas tras un coito sin protección o tras una rotura de preservativo. En ningún caso debe usarse como método anticonceptivo habitual. Debe ser controlado por un médico ya que tiene efectos secundarios. Tu médico de familia, tu ginecólogo o en el centro de orientación familiar pueden facilitártela. Las contraindicaciones son: el embarazo previo, el haber tenido otros coitos sin protección en el mismo ciclo y tener antecedentes de tromboembolismos.Y desde hoy la puedes comprar sin receta en cualquier farmacia de España... Pero espero que no tengais que comprarla si eres inteligente y precavida..

MI PRIMER ORGASMO

Me despierto a media noche.
Mi entrepierna está bañada de deseo.
A media luz estiro el elástico de mi pijama y echo una mirada a mi pubis.
Mis vellos están adornados de pequeñas gotas como el rocío matutino cubre las flores.
Miro a los lados, mi hermana duerme profundamente en su cama, junto a la mía, y sin quitarle la vista de encima bajo mis pantalones de suave algodón casi hasta mis rodillas. Mis manos ya saben a donde dirigirse. El índice de la izquierda choca contra mi clítoris y casi no puedo ahogar un quejido. Mi dedo medio derecho pasea entre mis labios ya empapados. El vaivén de mi índice me lleva después de casi cuatro minutos al preludio del orgasmo, ese momento en que te palpita el cuerpo entero y las vibraciones crecen a lo largo dentro de mi. Mi otro dedo coquetea con la entrada de mi vagina, y casi introduzco la primer falange. Sigo con dos dedos sin vacilar, hasta los nudillos, y después movimientos en círculo.
Mi dedo aún se pasea de arriba a abajo por mis pequeños labios. Mi dedo medio casi se introduce al pasar mojado por mi vestíbulo y mi mano derecha se mueve en círculos contra aquel sensible capullo que es el clítoris. En un arranque de osadía miro de nuevo a mi hermana, dándome la espalda y en profundo soñar. Retiro de mis piernas completamente el pantalón, bajo del cual no uso nada, y abro mucho las piernas.
Humedezco con un poco de saliva la punta de mi dedo, aquel que antes se paseaba entre los labios, y lo froto por toda mi vulva, revolviendo mi saliva con mis jugos. Cierro los ojos, pienso en chicos desnudos e introduzco mi dedo hasta la mitad. Suspiro hondo, como si se me saliera el aire. Me toma un instante reconocer la sensación que me provoca, pero al mover un poco el dedo me doy cuenta de que me duele, y me duele mucho. Reacciono sacando completamente el dedo y apretando ambas manos contra aquella zona. El dolor no tarda en desaparecer, aunque no completamente, y a pesar de que mi curiosidad fue saciada no fue así con mi calor, de manera que humedeciendo aún más mi dedo lo coloco de nuevo en la entrada de mi rosado canal.
Sólo me toma una gota de valor y cuando me doy cuenta está de nuevo adentro. Solo que esta vez completamente, y la sensación de dolor me parece ahora menos insoportable y, gradualmente, placentera. Comienzo un movimiento rotatorio dentro de mí. La sensación es indescriptible. Solo puedo acertar a respirar entrecortadamente, y siento mis mejillas y mis orejas calientes y rojas. Pronto, mi otra mano se mueve hacia el punto de encuentro de mis labios y el clítoris sale al encuentro con mis dedos. Ya no tardará mucho, pienso, y mis manos en completa armonía se mueven con frenesí, acelerando el compás de su ritmo. Aprieto los dientes, mirando hacia abajo solo puedo ver un remolino de vellos agitados por un ejército de dedos que sin pausa siguen afanosos su tarea.
Mi abdomen se tensa y me arqueo hacia adelante un instante, en posición fetal. Es la aproximación de mi orgasmo, pero esta vez no es igual que siempre. Mis dedos empapados, las gotas que caen sobre mis sábanas, el movimiento acelerado de mis caderas, todo aunado a un fin que no se hace esperar. Exploto, un remolino me envuelve y un grito sordo se me escapa; luego otro, y mi cuerpo entero es un tornado que se agita inevitablemente llenándome de un vértigo delicioso. Ah...ah... Mi cabeza se agita de un lado a otro y mi espalda se arquea ahora hacia atrás, de manera que quedo apoyada en mi cabeza y la punta de mis pies solamente.
Un gemido largo - aaaaaah... Ah...ah... - y lentamente mi cuerpo extendiéndose sobre la cama, extasiado, y no quepo en mi de satisfacción. Sin abrir los ojos estiro mi mano y con un klennex me limpio el exceso de néctar. Me pongo el pantalón. De reojo veo a mi hermana aún dormida y me acomodo de nuevo bajo las sábanas. Me siento feliz y en pocos minutos duermo dulcemente....

domingo

PETTING

Pues sí, claro que existe. Lo único que ocurre es que hoy en día sólo se tiene en la cabeza las palabras de sexo coital, sexo oral e, incluso algunos, sexo anal. Pero eso no es todo.El petting es el sexo sin penetración. Esto no significa que nos desnudemos y dejemos nuestro miembro fálico por ahí colgando, y que por arte de magia obtengamos placer. Practicar el petting implica estimularse sexualmente a través de caricias, abrazos, besos y también, por qué no, masturbaciones mutuas. Otra idea puede ser, por ejemplo, colocar el pene entre los labios mayores de los genitales de nuestra pareja, de tal forma que deslizándolo a través de ellos, consigamos excitar también el clítoris de ella. Esta técnica puede ayudarnos a los dos a llegar al orgasmo.Por supuesto, si activamos mutuamente nuestras zonas erógenas, seguido después de intensos momentos de sexo oral o masturbación mutua, os prometo, que pasaréis también una tarde de lo más agradable. De hecho, según innumerables encuestas realizadas, en las parejas se quejan, sobre todo ellas, de que el otro miembro, o sea los hombres, apenas les hacen caricias, les dan besos… vamos que “no se lo curran nada, y van a lo que van, y punto”. Pues no. Esos preliminares, esa sensualidad, ese erotismo que debe inundar nuestro nido de pasión y de lujuria. Eso, debe estar, casi siempre, presente. Y digo casi, porque bueno, los “polvos salvajes”, esos que llegas le quitas la coleta del pelo, apenas puedes quitarle el top que lleva encima, y por supuesto ni te planteas quitarle el sujetador… pues también vienen bien de vez en cuando.En definitiva, hay muchas maneras de llegar al orgasmo en una relación sexual sin tener que recurrir al coito. Además para los que aún son vírgenes les ofrece una vía para ir conociendo su cuerpo y el del otro, así como el contacto sexual entre ambos.
¿Qué? ¿ Os animáis a probarlo?

AMAR EN TIEMPOS DE COLERA

Mi querido y fiel seguidor WHO, he leido el libro,he visto la pelicula y si !!!... creo que mi vida es algo parecida, jajaja
En tu honor te dejo esta parte de mi post dedicada a ti y tus consejos, besos y HAPPY DAY

sábado

AMORES IMPOSIBLES

Ufff, hoy tuve un mal comienzo de día.
Bueno os pongo en situación..... Estoy "super enamorada"de una persona desde hace años, toda mi vida seria lo correcto decir, el lo sabe y hemos hablado de ello. El problema es su situación, casado, hijos,etc,etc
Hace dos veranos tuvimos un rollete en la playa, por que para colmo veraneamos hasta en el mismo sitio y no se si eso fue bueno o malo... pues desde entonces no hay día, hora, minuto en el que no piense en el.Vivimos no muy lejos el uno del otro. pero aun por la cercanía nos tiramos, semanas y a veces hasta meses sin vernos o cruzarnos por la calle, no nos llamamos por teléfono, ni nada de eso...
Simplemente nos limitamos a echar una ligera sonrisa cuando nos vemos.
Y esta mañana... fue uno de esos días en los que tuve que echar una de esas sonrisas forzadas.
Ahora me tirare unos dias muy mal..... pero bueno como dicen:
Es más fácil tocar la luna con un suspiro del alma que besarte
Endulzar el agua de los cuatro océanos que acariciarte
Viajar en una nube como medio de transporte que tomarte de la mano
Contar y hacer sopa de estrellas que amanecer contigo
Por eso siempre lo vere como UN AMOR IMPOSIBLE

viernes

CUMPLIENDO FANTASIAS

Con mi ultima pareja estuve viviendo casi dos años, el era un chico genial, muy cariñoso pero en el tema sexo andaba algo verde.
Desde un principio dejamos claro que nada de ocultarnos nada y menos en el apartado "sexo".
Una de las muchas fantasias de mi chico era la de verme como me masturbaba yo y el me miraba, como si estuviese en una de esas cabinas de pago.
Una tarde llegue temprano a casa y mi cuerpo estaba algo alborotado la verdad, jajaja
Entonces decidi cumplir una de las fantasias de mi chico.
Estaba nerviosa, pero preparada, hacía mucho tiempo que tenía ganas de hacerlo, pero el pudor y la vergüenza me habían frenado, pera tras nuestra última crisis, decidí liberarme de prejuicios y temores, iba a mostrarme con el como realmente me apetecía, cómo el fantaseaba, y pretendía ponerle a 1000.
De repente escuché las llaves en la puerta, estaba entrando, así que salí a recibirte, su cara de sorpresa lo dijo todo al verme, y la sonrisa posterior, me hizo ver que te gustaba lo que veía.
Yo llevaba puesta una minifalda roja de cuadros, una camisa negra ceñida y ajustada, que marcaba mis pechos, si de algo de mi anatomía estoy orgullosa son de ellos, son generosos, pero sin llegar al exceso, naturales, y por ahora se conservan firmes y en su sitio, tengo debilidad por mis tetas, y se que el también, por eso me encanta cuando con lujuria me las estruja y me las lamen sin contemplación.
Siguiendo con mi vestuario, añadi a mi indumentaria de colegiala traviesa, unas coletas. Y como era una escolar guarrilla llevaba unas medias negras cuyo fin con blonda encaje quedaba por debajo de la falda y unos tacones negros. Lo que llevaba debajo de la ropa visible ya lo irías viendo más adelante.

MANU: Guau, me has dejado impresionado, que pasa que has sido una niña mala y vienes a que te de tu merecido...
LUZZIA: Jajaja, No, aquí, el malo has sido tu, y te vas a tener que sentar ahí en el sofá y ver todo lo que hago, sin poder hacer nada, hasta que yo te de mi permiso, no soy una niñita sumisa, en este caso soy una niña mandona.
MANU: Ummm, por mi encantado, pero no me hagas sufrir demasiado.
Lo empujé hasta el sofá con una sonrisa traviesa, abrí mis piernas y me puse sobre el, le abrí los dos primeros botones de la camisa -ponte cómodo le dije- le bese en los labios asomando levemente la lengua en su boca y me retiré. Instintivamente sus manos fueron a para a mi culo. Inmediatamente le amonesté por el gesto.
LUZZIA: La manos fueras tu no tocas hasta que yo lo ordene.
Me levanté, me di la vuelta y puse la música en mi MP3, la elegida fue:"Beatiful Liar" de Beyonce y ShakiraEmpecé a bailar,

Discover the playlist New playlist with Studio Allstars
moviendo mis caderas, tocándome, agachándome, levantando mi falda, dejándote ver por unos breves segundos lo que había ahí debajo. Mi striptease comenzó desabrochándome los botones de la camisa y dejando a la vista un bonito corpiño negro semitransparente, mis pechos se movían acompasados por mi baile, y la falda empezaba ya a darme calor, me desprendí de ella con sensualidad, quedándome con el corpiño y unas braguitas brasileñas transparente y negra, que dejaba al descubierto gran parte de mis nalgas y que por delante, debido a su transparencia, delataba que mi coño estaba depiladito como a el le gustaba, solamente había dejado un pequeño triangulito de vello sobre él. Las medias y los tacones seguían en su sitio, y creo que iba a ser lo único que no me iba a quitar esa noche.
Me fui hacia el, me senté encima suya apoyándome y levantándome de encima de su polla, se había desabrochado los pantalones y bajo sus boxers, pude notar, como su polla no me había defraudado y estaba ya gorda y preparada, una humedad en tu ropa interior me hizo ver que ya estaba hasta mojada, pero no, todavía era muy pronto, antes de que me la pudiera meter le iba a hacer sufrir más y yo a disfrutar mucho más.
MANU: Estás buenísima y me estás poniendo cachondísmo, ¿me dejas que te toque ya?.
LUZZIA: No, quiero que veas como juego yo solita primero – dije con la sonrisa más obscena que pude poner.
Mientras tanto seguía contonoeándome sobre el, sobre su polla, y paseando mi escote por su cara, mi coño está ya bastante húmedo, y no se si lo notaba. Así sentada empiezo a desabrocharme el corpiño, y dejar mis pechos al descubierto, ummm estában ya erectos, empiezo a tocármelos y acariciarmelos, a pasar los deditos sobre los pezones y se los ofrezco para que los chupe, umm no lo puedo resistir, me encanta como lo hace, se me pusieron aun más duros, como unos garbancitos.
Pero mi coño está ya demasiado caliente , noto, como me quema y me pide a gritos que le preste atención, así, que me levanto y me voy a la otra esquina del sofá, de debajo de un cojín saco los juguetitos que tenía escondidos, su cara delata sorpresa y entusiasmo, procede a ponerse cómodo de verdad, se desprende de toda la ropa que llevaba aun puesta, sin apartar ni un momento tu mirada de mi, y se prepara para disfrutar del espectáculo.
Yo recuesto mi cabeza sobre uno de los brazos del sofá y un cojín, abro mis piernas y tomo mi vibrador morado, no es muy grande, pero tiene la forma adecuada para alcanzar el punto G, lo pongo en funcionamiento, y lo introduzco por mis braguitas, empiezo a acariciarme el clítoris, ahhhmmm , dios que gusto, es un vibración suave pero constante, a mi me gusta pasarlo por todo mi chochito, no sólo por el clítoris y así empiezo a hacerlo.
Al mismo tiempo , mis caderas de mueve , buscando la mejor posición, mis manos y mis caderas, saben como acompasarse para que mi chochito sienta mas intensamente todo.
Las braguitas ya me sobran, así que me las quito rapidamente, no quiero dejar de tocarme. El me miraba fijamente, cuando me quité las bragas vi como miraba con delectación mi coño depilado, totalmente expuesto para el, brillante por todos los jugos que estaba soltando.
El vibrador se movía solo, ser resbalaba, y yo gemía y me relamía, yo te miro, pero otras veces cierro los ojos para concentrarme en mi placer, estoy disfrutando mucho, pero aun no quiero que llegue el orgasmo, hoy no soy impaciente como otras veces, hoy quiero disfrutar de mi coño, ummm, me encanta mi coño, y me gustaría pensar que a el también. Las veces que lo miraba le veía concentrado observándome, con una erección de caballo, y tocándose suavemente, sabía que no se iba a masturbar hasta el final, porque en realidad, lo que más deseaba en ese momento es poder meterla en ese coño brillante y humedo que veía en primer plano.
Decidí acariciarme también con mis manos, moje mis dedos en el coño y me los chupe, lo reconozco, me encanta como sabe mi chochito, y el lamerme los dedos con mi sabor hace que me ponga aun más cachonda. Dios!!! estoy superexcitada, ahora lo quiero todo, así que introduje mi vibrador del punto g en la vagina, y saqué mi otro juguetito, el "conejito", un conejito con unas orejitas de silicona, que con la vibración se meneaban y hacía estragos sobre mi clítoris.
Así, con un vibrador en la vagina, y la orejas del conejito vibrando sobre mi clítoris, empecé a jadear como una posesa, me estremecía, era un placer increíble, y entonces empezaron a llegar un orgasmo tras otros, mis caderas se contorsionaban, mi cuerpo vibraba, y yo no paraba de gritar y de gemir.
En un instante en que abrí los ojos lo vi, se había puesto a mi lado, de pie y estaba mirándome alucinado, viéndome como disfrutaba y deseoso que poder seguir siendo el que me proporcionara los orgasmos.
Después de unos minutos decidí finalizar, agotada de tanto placer continuo, saque el vibrador de mi vagina, pare al "conejito" y me puse de rodillas sobre el sofa, te bese, y me dijiste:
MANU: Me encanto ver como te corres, en ese momento eres la mujer más sexy del mundo, pero mi polla, está muy mal, necesita unos primeros auxilios ya o va reventar de un momento a otro.
LUZZIA: No te preocupes ahora le toca a ella, anda tumbate.
A estas alturas yo estoy ya sin zapatos, con la medias a medio caer, así que termino por quitarmelas, lo único que queda de la colegiala traviesa del comienzo era la felpa o diadema roja con el lacito, que inexplicablemente había resistido los cimbreos de mi cuerpo, y seguía aun en mi pelo.
Con el tumbado y un apéndice apuntando al techo procedo a sentarme a horcajadas sobre el, muy despacio, acerque mi vagina a tu glande, y el primer contacto de su polla con la humedad y calor de mi coño, le supo a gloria, emitio un suspiro-gemido, que me animó a proseguir mi descenso, pero lentamente, para que su polla se deslizará y fuese saboreando ese calorcito y fricción que mi coño estaba empezando a darle.
Volvio a gemir, sonriente entre gemidos y arqueo levemente la espalda, había llegado el momento que llevaba toda la noche esperando, así que empecé a cabalgarle, primero más lentamente y después subiendo el ritmo. A mi me encanta notar su polla, está dura como las piedras, y firme, cada embestida de ella que yo provocaba, me hacía estremecer, la llevaba hasta el fondo, así notaba la enormidad de su polla en toda su dimensión, y a la vez hacía rozar mi clítoris con tu pubis, provocando un doble placer en mi persona.
Yo ya venía muy excitada de mis orgasmos anteriores, con lo cual mis jadeos fueron aumentando, mi cabalgar sobre el cada vez tenía mas ritmo y notaba que mi nuevo orgasmo estaba cerca, el no paraba de gemir, y de emitir sonidos y aaahhhs por tu boca...
Su excitación era muy grande, así que imaginaba que su orgasmo tampoco iba a tardar en llegar y que si estaba tardando más era porque quería que yo me corriera con el, así que me dejé llevar y finalmente explotó un gran orgasmo dentro de mi, bestial y alucinante, mis gritos debieron oirse en las viviendas colindantes, pero me daba igual, o si acaso, me excitaba aun más...
Seguí montándote mientras disfrutaba de mi maravilloso orgasmo y entonces noté como el, tensando todos y cada uno de tus músculos alcanzaba el suyo, gemio lanzando unos cuantos oh oh.
Me encanta ver su rostro cuando se corre.
El esta bañado en sudor,pegajoso como me gusta y yo francamente agotada, me separo de el y noto como su semen resbalaba desde mi vagina hacia mis piernas y mi culo; Aahh, estaba tan exahusta....
Me abracé a el, el me beso. No hubo más palabras, quedamos dormidos rendidos el uno abrazado al otro.

POSTURAS SEXUALES II - KAMASUTRA

Bueno seguire con alguna de las posturas que a mi me gusta realizar cuando tengo tiempo,jejejeje
Espero que las probeis y me conteis que tal.....

LA POSESION: Las piernas se entrelazan en esta postura sensual y placentera, donde la mujer permanece acostada y con las piernas abiertas esperando que su compañero la penetre sentado y tomándola de los hombros para regular el movimiento. El pene entra y sale desviando su movimiento hacia abajo, ya que la altura del vientre de la mujer queda levemente más arriba que la del hombre.

jueves

YO MIRONA "VOYEUR"

EL VOYERISMO: El término proviene del francés VOYEUR (mirón) y define la búsqueda de excitación sexual mediante la observación, en general a escondidas, de personas desnudas, en vías de estarlo o que están practicando el acto sexual, y hace de esta práctica algo excluyente, ineludible o imprescindible para el goce.
Tendría yo 16 años, y no lo olvidaré jamás. Desde la ventana de mi cuarto al estar situado más alto, veía perfectamente las ventanas de mis vecinos del piso de abajo. A este piso quería yo llegar... Vivía en él un matrimonio de unos 50 años con dos hijos, por aquellos entonces, de 24 y 22 años. Estos chicos eran guapísimos, la atención de barrio.
La historia comienza a eso de las 8 de la mañana, recuerdo que era en el mes de julio, casi a finales, yo ya estaba de vacaciones pero mis padres trabajaban y acababan de marcharse. Mis vecinos volvían a esa hora de alguna discoteca (supongo), y venían bastante borrachos, porque armaban muchísimo ruido, tanto que me desperté.
Me asomé por la ventana con muchísimo sueño y vi encendidas las luces de su habitaciones. Desde donde estaba, con las luces apagadas, se podían ver completamente las dos habitaciones. Las ventanas estaban abiertas y las cortinas recogidas. Primero entró en su cuarto Javier, el de 24 años. Se tambaleaba bastante. Al principio me hizo gracia - menuda borrachera y pensé... voy a ver que hace.
Al momento empezó a desabrochar su camisa, torpemente, hasta dejar su torso completamente desnudo. Lo había visto mil veces en bañador, pero el hecho de estar viéndolo sin que él lo supiera me gustaba. Se desabrochó los zapatos y se los quitó. En ese momento se levanto de la cama y se fue hacia la puerta. Pensé que iba a apagar la luz, pero no, cerró la puerta, se dio la vuelta y se quitó los pantalones. Me dio de pronto un escalofrío enorme y un sentimiento de culpa. Quizás no debería estar mirando, pero no podía dejar de hacerlo. Llevaba unos splis blancos muy ajustados que insinuaban un bulto. A mí me pareció enorme, claro que por aquellos entonces, era la primera vez que yo veía algo así, nunca antes había espiado a los vecinos. El sueño había desaparecido por completo. Su cuerpo era toda una escultura griega en proporciones. Se dio la vuelta y retiró las sábanas de la cama hacia atrás. Estaba de espaldas a mí, mirando hacia la puerta, de pronto metió una mano por cada lado del slip y se lo bajó. En ese momento estaba viendo a mi vecino, uno de los tíos más guapos del barrio, agachado con el culo al aire. Por la entre pierna se le veían perfectamente los testículos y un ano muy peludo. Me sobresalté muchísimo. Se incorporó y se giró. Tenía un pene muy grueso. Se tumbó en la cama de forma que yo no podía verle la cara, pero veía de sus hombros para abajo.
En ese momento, Raul, su hermano pequeño, que era muy guapo, entro en su habitación. Iba con una toalla amarilla a la cintura y estaba completamente mojado. Seguramente del calor que traía (y de la borrachera), se había dado una ducha. Me puse nerviosísima. Javier, estaba en una habitación completamente desnudo y su hermano en la de al lado con solo una toalla. No sabía que hacer, no debía mirar, pero no podía dejar de hacerlo. La respiración se me aceleró muchísimo. Sabía que no podían verme, pero lo que estaba haciendo no era correcto.
Ahora viene lo mejor. Yo ya estaba bastante excitada con el panorama, mis ojos iban de una ventana a la otra a la velocidad del rayo, cada vez sentía que me excitaba más. De pronto Javier empezó a tocarse el pene. Me entró un calor tremendo y busqué debajo de mis bragas. Era la primera vez que me tocaba observando a alguien. Vi como el pene iba creciendo y creciendo hasta que se convirtió en una enorme polla que apuntaba hacia donde yo estaba. Raul se quedó también desnudo y empezó a secarse. Puesto de espaldas a la ventana se agachó para secarse. No tenía tanto pelo como su hermano, y se veía claramente el ano. Sus testículos eran bastante más gordos, como dos puños. No sabía por qué pero cada vez me frotaba con más fuerza bajo las bragas. Estaba toda húmeda viendo aquello a 5 o 6 metros de mí. Javier se masturbaba con fiereza, parecía que se la quisiera sacar de entre las piernas, se retorcía en la cama y yo estaba a punto de explotar. Se echaba la piel del pene hacia atrás dejando ver un capullo rojo como una amapola. Raul se giró y entonces vi el pene más grande que he visto en mi vida (que son unos cuantos). Debía medir unos 19 cm hacia abajo. Raul era delgado y musculoso, y con aquello que le colgaba pensé que estaba viendo la cosa más hermosa del universo. Me quedé perpleja. Estaba de pie, junto a la ventana. Se metió en la cama y apagó la luz. Yo tenía los ojos como platos, y una extraña sensación de calor y excitación. La respiración muy acelerada.
Javier seguía masturbándose y yo le acompañaba haciendo círculos entre los labios de mi vagina. De pronto Javier se puso tenso, se masturbaba con mucha rapidez, paró un momento y mientras se apretaba fuerte el pene con la mano, un enorme chorro de semen salió disparado hacia su cara. Era la primera vez que veía eyacular a un hombre. El semen le manchaba todo el pecho. Cogió una servilleta de papel y se limpió. Acto seguido apagó la luz.
Yo me tumbé en la cama y me quedé mirando al techo de mi habitación. Me tocaba bajo las bragas y recordaba todo lo que había visto. Era increíble!!!. Me quedé dormida, con una sensación extraña, tenía mucho calor por dentro y la respiración no se me relajaba. A la tarde siguiente, serían las 5 de la tarde Javier y Raul llegaron a la piscina denuestro edificio. Al verlos se me puso la cara de todos los colores. Ninguno de los dos sabía nada. Allí estaban, frente a mí. Yo sentía una vergüenza tremenda. Me levanté corriendo para meterme en el agua. Me vinieron a la cabeza miles de imágenes, y me gustaba. Una sonrisa se me debió dibujar en la cara porque una amiga me preguntó que de que me reía, (si tu supieras pensé). No podía quitarme de la mente a Raul. Iba pasando la tarde cuando me llegó un pensamiento. Si la noche de antes había visto aquello, quizás este espectáculo ocurriría más noches, quizás todas, así que decidí comprobarlo.
Esa noche, con la emoción de quien espera a los reyes magos, corrí a mi cuarto después de la cena. Cuando me asomé a la ventana, (tras las cortinas y con las luces apagadas), vi que ya estaban vestidos, dándose unos últimos retoques, (colonias y demás), y volvieron a salir. Yo no quería quedarme dormida, así que me dispuse a leer un libro en mi cama. Al rato mis padres se acostaron.
Serían las tres de la madrugada cuando escuché ruido en el piso de abajo, así que apagué la luz del flexo y me asomé a la ventana. Estaba nerviosísima. Javier entró en su habitación y cerró la puerta. Yo empecé a sentir escalofríos por todo el cuerpo. Se desnudó completamente, igual que el día anterior, se tumbó en la cama y apagó la luz. Era noche de luna llena, y a pesar de tener las luces apagadas podía ver a Javier durmiendo desnudo sobre la cama.
Ehhhh!!!!, ¿Que estaba pasando?. Fue muy rápido y no tuve tiempo de recrearme.
Me extrañó no ver a Raul, y esperé durante casi 15 minutos. Ya pensaba que no llegaría, que se habría ido a dormir a casa de algún amigo o que llegaría más tarde cuando de pronto se encendió la luz y entró en su habitación, pero no venía solo. Le acompañaba una chica a la que no había visto nunca. Parecía 3 o 4 años mayor. Seguro que no era del barrio, allí nos conocíamos todos. Aquello si que era nuevo "Relaciones sexuales", pero ahora iba a tener la oportunidad de verlo, desde muy cerca. Es como si yo también estuviese en esa habitación, pero invisible.
Comenzaron a besarse y a tocarse, y a mi me empezaba a entrar mucho calor. El le desabrochó la blusa y se la quitó. Sacó sus pechos, bastante grandes, con unos pezones puntiagudos, y comenzó a lamérselos. Ella miraba hacia el techo y gemía. Yo podía oírles. Ella hizo lo mismo con él. Después se agachó y empezó a soltarle el cinturón. Le bajó los pantalones y dejó aquel enorme bulto sobre los slips al descubierto. Ambas nos quedamos mirando el bulto que le marcaba el pene. Vi en su cara un toque de sorpresa. Le bajó los slips y se quedó alucinada al ver aquello. A mi se me dibujó una sonrisa enorme. Es que os prometo que aquel pene no era normal.
Mientras ella empezaba a jugar con él pene de Raul, yo empecé a buscar bajo mis bragas. Veía como aquello iba creciendo y creciendo, lentamente, poco a poco, cada vez más grande. Yo tenía ya la vagina húmeda como si me hubiera bañado. Intentó metérselo en la boca, pero no llegaba ni a la mitad. Era gorda y larga. La estuvo lamiendo como una piuleta durante mucho rato. Se metía un testículo en la boca, a duras penas.
El la levantó, la desnudó por completo y se tumbó en la cama. Era una chica muy bonita, morena, con un pubis perfectamente recortado.Con él tumbado en la cama, boca arriba, ella se puso a cuatro patas sobre él, de forma que yo veía completamente abierto su culo, (y lo que no es su culo). Me cuesta reconocer que me gustó ver a aquella chica desnuda, con todo al aire. Podía ver como uno de los dedos de Raul se desplazaba entre los labios vaginales de su amiga, cada vez más húmeda. Yo me tocaba igual que hacía él con ella.
Al rato cambió la posición y él se puso ahora encima. Mi vecino empezó a pasarle la lengua entre las piernas mientras yo soñaba que aquella chica era yo. Así estuvieron un buen rato. En un momento dado ella se bajó y le masturbó con las manos y con la boca hasta que él explotó de placer, llenándole la cara de semen. Jugaron con sus sexos durante horas, pero no hubo penetración. Aquella noche yo tuve mi primer orgasmo, y mi segundo y mi tercero como mirona. Se apagó la luz. Me volvía tumbar en la cama mientras pensaba en todo lo que había visto. Aunque fueron un par de horas, se que fue la noche que mejor he dormido en toda mi vida.
Por la mañana decidí no contar jamás lo que había visto a nadie. Las escenas como os podéis imaginar se repitieron muchísimas noches aquel verano. Me he masturbado infinidad de veces viendo como mis vecinos lo hacían, solos o con otras chicas. He deseado el pene de Raul miles y miles de veces, incluso con las parejas que he tenido.
En invierno, las ventanas estaban siempre cerradas, y me pasaba los años esperando que llegara el calor del verano. Así fue durante 5 o 6 años más.
Finalmente mis vecinos se mudaron de ciudad por motivos del trabajo de su padre y jamás he vuelto a saber de ellos. Una pena.
Así fue como ocurrió, y como veis, es cosa para no olvidar.

COLOCACION BOLAS CHINAS

En el artículo de ayer os he contado la forma más habitual de utilizar y colocar las bolas chinas, bueno me habeis bombardeado el email a preguntas, jejeje
Todas me preguntais que explique mejor la colocacion de las bolas chinas, bueno aqui os dejo mas detalladamente como hacerlo.
Colocate comoda, tumbada. Aplica lubricante en el extremo de las bolas e intruduce unicamente una bola en tu vagina. Con el cordón intenta extraer la bola a la vez que haces fuerza con la musculatura de la vagina para mantenerla dentro. Vuelve a relajar la musculatura y repite este ejercicio varias veces de igual forma que repites las series de ejercicios en el gimnasio. Puedes realizar 3 o 4 series durante 15 minutos todos los dias. Además podrás ir comprobando tu misma el fortalecimiento de la musculatura sintiendo la resistencia que puedes oponer con tu vagina a la extracción de la bola.
Es un ejercicio ideal para la iniciación del uso de las bolas, especialemente cuando tu musculatura no es capaz de sujetar su peso. De esta forma vas consiguiendo una tonificación paulatina de tu musculatura vaginal hasta alcanzar la suficiente fuerza para sujetar las bolas en el interior.
Esta forma de utilizar las bolas tiene un excitante aliciente añadido porque puedes convertirlo en un juego erótico para realizarlo con tu pareja. Solo tienes que pedirle que sea él (o ella) quien tire de las bolas y sienta la fuerza de tu vagina. Es una forma más de salir de las rutinas de pareja y sentir nuevas sensaciones. Seguro que os gustará.

¿Cuando vais a empezar? jajajja, espero me conteis todas esas nuevas experiencias que vais a tener.

miércoles

BOLAS CHINAS Y EL PLACER


Un comentario en mi email de Laura (seguidora fiel de mi blog)sobre el articulo anterior me ha obligado a volver a reivindicar el uso de las bolas chinas como instrumento de placer. En muchos foros se habla del uso de las bolas chinas por sus propiedades terapéuticas en el fortalecimiento de la musculatura pélvica. De hecho, sus cualidades para evitar problemas de incontinencia urinaria, de vaginismo, … son cada vez más reconocidos por la medicina, y ya no es extraño que sean recomendadas por los ginecólogos, o analizadas en estudios científicos. Pero las bolas chinas también se han utilizado y se utilizan como instrumento de placer. Y hasta en su origen, parece que se utilizaban para facilitar la lubricación.
Debemos reivindicar sin tapujos esta faceta que es tan importante como la terapéutica. A estas alturas todos sabemos que una buena salud sexual es imprescindible para mantener una vida sana tanto física como mentalmente. Y las bolas chinas son el instrumento ideal para ello.
Las podemos utilizar en solitario o acompañadas, en casa o fuera, podemos aprovechar las vibraciones que producen sobre nuestra vagina, o podemos utilizarlas como un juguete que puede llegar a acariciar nuestro clítoris o nuestro punto G, podemos pedir a nuestro chico que nos de placer con ellas, podemos utilizarlas para enseñar a nuestro chico como nos gusta que nos acaricien, enseñar donde están nuestros puntos de placer, y muchas otras posibilidades.
Pero la frase que mejor refleja el uso que se le pueden dar a las bolas chinas como juguete erótico es el comentario en mi email al que me referia al inicio de mi post en el que mi amiga Laura me contaba que hacía cuando quería tener buen sexo con su pareja:
“ … me pongo las bolas chinas y me voy a dar un paseo. Entre el morbo de estar en un lugar público con ellas puestas y las vibraciones que voy notando a cada pasito acabo completamente excitada. Cuando llego a casa le digo a mi chico que llevo las bolas chinas puestas y necesito alguien que me ayude a quitármelas. No falla…”
No creo que haya ningún chico, ni chica, que se resista a esta propuesta.
¿Cuál es vuestra opinión?

COMO COLOCARSE LAS BOLAS CHINAS: He recibido varias preguntas sobre como se colocan las bolas chinas y que se caen al poco tiempo de ser colocadas. Asi que os voy a dar algunas recomendaciones que he ido recopilando de vuestras propias experiencias.
Las bolas chinas se colocan de forma similar a un tampón. Sin embargo, debido al tipo de material utilizado y a su tamaño es imprescindible el uso de un lubricante. Las bolas que debeis utilizar son de silicona, asi que el lubricante adecuado es el de base de agua. No utilices lubricantes oleosos ni con base de silicona.
Las bolas deben estar colocadas con suficiente profundidad. Puede que las primeras veces se caigan, esto suele ser debido a la debilidad de la musculatura vaginal con respecto al peso de las bolas. En esta situación tienes dos opciones.
Puedes realizar ejercicios en casa colocandotelas y contrayendo la musculatura vaginal aguantando unos segundos y soltandolas. Esto lo puedes repetir en 1 o 2 sesiones de 10 o 15 minutos todos los dias, hasta que te tu musculatura pueda sujetar el peso de las bolas.
De cualquier forma no debeis obsesionaros. Estamos haciendo un ejercicio físico, y como todo ejercicio fisico requiere de tiempo para que comencemos a notar los efectos. La ventaja es que en este caso los ejercicios para conseguirlo son bastante más placenteros que los habituales que hacemos en los gimnasios.
Otra opción es quitarle peso a las bolas. Algunas bolas chinas tienen la posibilidad de quitar una de sus bolas y con ellos disminuir el peso. De esta forma podrás sujetarlas y comenzar su utilización sin necesidad de realizar los ejercicios anteriores. Simplemente paseando con ellas puestas.
De cualquier forma el ejercicio debe ser gradual. Debes ir incrementando el tiempo de uso poco a poco. Y lo mejor es que también de forma gradual serás recompensada con los beneficios de su uso. Las bolas que recomiendo son las Desi Loveballs. Puedes sacar una de las bolas para disminuir el peso inicial, y tienen una carcasa integral de silicona que es el material más apropiado.

Si quereis alguna informacion mas o quereis hacer un comentario me lo dejais aqui en el blog o mas intimamente en mi email: cama.redonda@hotmail.com

martes

BOLAS CHINAS

¿QUE SON LAS BOLAS CHINAS? Las bolas chinas o, Ben Wan o, bolas de geisha, son dos bolas de 3 a 4 centímetros unidas por un cordón, una goma o un lazo. Cada bola tiene en su interior otra bola más pequeña y más pesada que con el movimiento genera un efecto vibratorio que además de producir sensaciones muy placenteras nos permite ejercitar la musculatura pélvica.
¿PARA QUE SIRVEN? Las puedes utilizar en tus juegos sexuales, sola o con tu pareja. Son un objeto fetiche utilizado en el mundo oriental desde hace cientos de años.
También las puedes utlizar como método antiestress. Puedes llevarlas puestas mientras realizas cualquiera de tus actividades cotidianas. El efecto vibratorio conseguido al generar los pequeños golpecitos de las bolas con el movimiento de tu cuerpo, produce un efecto muy placentero.
Y pueden llegr a ser un importante método terapeútico para fortalecer la musculatura pélvica gracias a las pequeñas contracciones provocadas por su efecto de vibración. El fortalecimiento del “suelo pélvico” tiene multiples beneficios como la prevención en la aparición de pérdidas de orina y de otras debilidades habituales en la menopausia, o en las etapas postparto. Pero también mejoran tu salud sexual, incrementan la sensibilidad vaginal, aumentan la lubricación, permiten alcanzar un mejor control de tus orgasmos,...... CONTINUARA

lunes

SEXO EN INTERNET


No hace mucho cumpli una de mis fantasias que tenia pendiente desde hace mucho tiempo, soy chica de muchas fantasias y justamente por estas razones, mis deseos sexuales a veces debo mantenerlos secretos o realizarlos solo con personas que deban mantener un perfil tan privado como el mio. Mi problema es que soy una mujer que se excita facilmente... incluso en ocasiones paso casi todo el día mojada, sin razon aparente, mas que el hehco de que mi cuerpo a veces tiene mente propia. Además me gustan demasiado los hombres, observarlos especialmente y es por eso que el sexo virtual se ha convertido en la mejor manera de cumplir mi fantasía casi constante de ver a un chico masturbase y terminar, solo para mi... y que dificil fue encontrar lo que buscaba... pase semanas y meses, pero muchos de los hombres, querían verme a mi, y yo... que soy timida y reservada, no podía disfrutar mostrando...
Pero una noche sucedio... casi sin pedirlo, un chico puso un mensaje en un chat, diciendo que el era bien dotado y que si alguien queria verlo, que le hablara... y yo, que ya estaba cansada de masturbarme imaginando nada más, le escribi de vuelta.
El me dijo su edad, era incluso 3 años menor que yo, primero hablamos un rato, los dos muy nerviosos... y cuando finalmente el se atrevio a preguntarme que porque lo habia contactado, yo no tuve mas remedio que decirle que me habia gustado su oferta... El escribio solo pidiendome que pusiera el micrófono... yo aun nerviosa le dije que me diera un momento para pensarlo, y él... simplemente me puso su camara y me enseño una verga grandísima y dura que tocaba suavemente con su mano, mientras me pedia que le escribiera algo.Cuando pude verlo tocarse mas... accedi al microfono y empezamos a hablar, todo mientras el suavemente se tocaba su pene delicioso y yo me mojaba sola, sin siquiera acariciarme... el me dijo que le fascinaba ser visto, que lo excitaba mucho y que lo excitaba mas el hecho de que yo estuviera tan complacida de verlo... yo solo le decia: me gusta mucho verte, tocatela más... mas en la puntita... enseñamela así de dura y rica...
Y él, se volvía loco... y unas gotas de liquido pre eyaculatorio se desbordaron por su glande y yo no pude contener un profundo "Mmmmmmm" que el noto inmediatamente, y me pregunto muy excitado -¿porque dices eso?- a lo que yo respondi: por que me gustaría mucho tenerte en mi boca...
Después de ahí no pude contener mas el deseo de tocarme... y el se masturbaba mas rapidamente frente a mi, mientras yo le decía como mi chochito estaba todo rojo y mojada solo por su verga y como me tocaba el clítoris suavemente... y el me pedía que me penetrara con un dedo y yo lo hice... pero con dos... estaba tan excitada! Cuando se lo dije, se volvio loco y me dijo que ya casi iba a correrse y yo le suplique que me dejara verlo... que queria verlo como se corria e imaginar que lo habia hecho sobre mi cuerpo... y el solo me dijo - ¿quieres mi leche?- y yo, a punto de vernirme como por tercera vez... le dije - SIIII, SIII, DAME TU LECHEEE, DAMELAAAAA. Y en la camara vi su pene explotar y como su semen chorreaba por su glande y me corri inmediatamente nada mas verlo... y en medio de las 2 respiraciones entrecortadas, solo pude escuchar cuando me dijo - ¿te gusto? Con mi ultimo aliento, le dije que síiii y como me gustaría repetir nuestra experiencia nuevamente, si es que lograbamos coincidir de nuevo en medio de nuestros deseos secretos.
Bueno despues de aquella noche volvimos a jugar por la cam un par de veces mas.. y fue tal fascinante como la primera vez.

domingo

POSTURAS SEXUALES-KAMASUTRA

Bueno aqui quiero dejar una serie de posturas que a mi me encantan, si tu tienes alguna favorita dejamela en un comentario e intentare ponerla aqui en mi espacio y por supuesto pacticarla, jajajja

Empezare por mi favorita, te la aconsejo...


DELEITE: Yo me arrimo al borde de la cama o de una silla. El se arrodilla para dejar su pene a la misma altura que la vagina , me abro de piernas para recibir el sexo de mi pareja y echar su cuerpo para atrás en una sutil relajación.
Al mismo tiempo, el cuerpo de él es envuelto por mis piernas mientras se ocupa de marcar el ritmo de la penetración. Una postura muy apasionada que proporciona gran placer.

sábado

VELLO PUBICO

Siempre la estética y belleza personal han sido importantes. Hasta hace poco tiempo sólo se le dedicaba el tiempo a "lo que se veía" como, por ejemplo, el peinado de la cabeza y la depilación del vello en piernas, cara y axilas. Ahora la preocupación llega hasta los rincones más íntimos: el vello del pubis.
No importa donde se encuentre el lugar del cuerpo, pues cada vez más cuidamos esos lugares secretos y que cada vez cobran más importancia desde el punto de vista estético. Las partes íntimas tenían sólo importancia para utilizarlas como mero órgano de actividad sexual. Casi siempre, empezamos con un beso en los labios y en la cara y caricias con las manos, sitios de nuestro cuerpo a los cuales les dedicamos más tiempo, sobre todo las mujeres, que habitualmente aseamos frecuentemente a lo largo del día y cuidamos y adornamos con cosméticos. Pero la vulva y la vagina y el pene son la meta sexual y los más deseados dentro del recorrido erótico en la realización del acto sexual. Sin importar mucho los cuidados de belleza que les demos, son los órganos principales y más importantes en el erotismo y objetivo importantísimo. Es por ello que se les debería de prestar la misma atención estética que a la cara, labios y manos.
Descubrimos que algunas personas, otra vez sobretodo las mujeres, le dedicamos algún cuidado al aspecto de la vulva y alrededores. En concreto es el peinado y corte del vello de ese lugar lo que se le dedica más atención. Empecemos por ver algunos ejemplos.

EL CORTE EN LINEA: Es corriente en mujeres que suelen llevar braga-tanga, bañador-tanga o mini-bañadores y habitualmente se depilan así las mujeres jovencitas. Aunque también lo practican señoras de cuarenta para arriba, el caso es que suelen depilarse así las que están en epoca de diversiones y quieren gustar (y saben que gustan) a todas horas y en todas las épocas del año. Suele quedar muy bien estéticamente y es muy higiénico siempre y cuando se tenga cuidado en administar cremas para evitar irritaciones e infecciones después del afeitado. Es un corte muy erótico, sensual y da un estilo jovial. El vello en linea recta es como si dibujara la continuación de la vulva atravesando el Monte de Venus y, al mismo tiempo, nos indica el camino hacia el clítoris y, finalmente, la vagina. Existen locales de esteticien en donde pueden depilarse ya que realizarlo una misma es difícil si es que se quiere que quede bien. Si tienes mucha barriga en mejor que te lo haga alguien por que puede quedarte mal incluso si te lo haces mirándote al espejo.

DEPILADO DE INGLES: El corte que más se lleva. Adecuado cuando no nos atrevemos a llevar tangas o mini-bañadores y, aunque se lleva a cualquier edad, es típico a partir de los treinta y cinco. Se suele realizar en verano cuando decidimos irnos a la playa o a la piscina, afeitándose de esta manera para que no sobresalgan algunos vellos del bañador. Es típico de las que estamos casadas o no tenemos pareja. En otros casos, cuando se tiene un amor reciente, se depila en cualquier época del año ya que podrían verse los pelillos cuando estamos en bragas ante nuestro amante. Aunque no es tan erótico como el anterior "corte de pelo", suele dar aspecto de aseado por que, por lo menos, se depila la zona de las ingles. Pulcro pero con sus cabellos alocados que cubren la entrada a la vagina, nos motiva para apartar esa matas con el motivo de entrar a esa cueva del erotismo.
Es más fácil de efectuarse este afeitado ya que no requiere mucha destreza para que quede bien. Lo que si siempre recomendamos es que se tenga cuidado al realizar las depilaciones en esta zona.

MECHON: Una variante de la depilación en linea recta, es la depilación dejando un mechón de pelos justamente encima del clítoris. Hay personas que les gusta este tipo de peinado por el morbo. Es también elegante y erótico. Al igual que el depilado en linea, es típico de personas en época de ferviente pasión sexual y deseosas que siempre guste esta zona a sus invitados.El objetivo es sentirse bella hasta el punto más íntimo pues el mechón de pelos de forma redonda y con apariencia de pom-pom, nos da la sensación de estar viendo a una animadora de baloncesto que nos invita a echar un vistazo más de cerca y nos anima a abrir sus puertas e introducirnos en un mundo mágico en el que la diversión, la alegría y el erotismo están garantizados.La habilidad para la depilación de esta zona es la misma que para la depilación en linea recta. Aunque las maquinillas eléctricas para depilación son muy adecuadas para este tipo de corte.

CORTE AL UNO: Otro tipo distinto de corte, que no es depilación, es el corte al "UNO" que consiste en dejarlo crecer muy corto.
Es una moda para todas las edades, pero es corriente es personas que quieren seducir y practican el sexo mucho más que la media.
Es una moda que despierta el erotismo y, al igual que esos hombres que llevan perenne su barba de dos días, el corte al "uno" de la vulva intenta seducir por su despreocupado cuidado y por su agresividad, invitando a la pareja a palpar esta zona por su sensación agradablemente aspera, rasposa y "pinchante". Al principio es incómodo este corte por que la ropa y las piernas empujan los pelos cortos y se clavan en la fina piel de esta zona dando la sensación de tener pinchos que pican. Con el tiempo, se suele acostumbrar llegando a no molestar.

NATURAL: Este es el que mas gente lleva, a una edad mayor,jejeje Tal cual crece. Es el que se utiliza por la mayoría de las mujeres. No se le presta atención en sus cuidados de peluquería. Ni siquiera un corte de vello en las ingles.Lo llevan las mujeres que no creen que se le deba prestar atención a este pelo y piensan que no es necesario excitar a su pareja arreglándose su pubis. En algunos casos, las mujeres que, por sus circunstancias, ya no tienen esperanzas de que alguien les mire su parte intima por lo que olvidan si su pelo de "ahí" está largo o pelón, rubio, negro o canoso.

RASURADA: Esta ultima es la que yo tengo,jajaja "la depilación total" Ningún pelo debe existir.
Sugiere desnudez, suavidad y delicadeza, al mismo tiempo que estimula a que la mano lo acaricie para apreciar la lisura y tersura.
Adecuado para todas las edades, es común en mujeres jóvenes que practican mucho el sexo y son conscientes que hay que levantar los ánimos haciendo atractivo de alguna manera su parte íntima. Como se podrán imaginar, las depilación es muy fácil ya que con meter la maquinilla eléctrica todo esta solucionado. La personas que se acostumbran a ir así, no se dejan crecer el pelo ya que así están más cómodas.

Ahora a ti te toca elegir cual de ellas te gusta mas....

viernes

MASAJES SENSUALES II


Bueno amigos lectores y seguidores de mis cosillas, aqui os dejo mi segunda entrada sobre masajes, poco a poco ire dejando masajes mas sensuales que a mi me fueron geniales.


MASAJE EN LA CABEZA

Cómo debes hacerlo: ¡Es el momento de practicar el masaje californiano! Tu debes situarte tumbada boca abajo y tú pareja se situa a la altura de su cabeza, con las palmas de las manos en lo alto de su espalda. Debe deslizar suavemente sus manos hasta llegar a tus nalgas, haciendo un pequeño estiramiento en dirección a tus pies. Seguidamente debe presionar el contorno de tus nalgas y deslizar sus manos por los costados, para después remontar hasta las axilas, antes de tirar ligeramente de los hombros hacia lo alto para volver a la posición de partida. Se debe repetir este movimiento aumentando la presión al mismo tiempo. No se debe de olvidar de sincronizar sus gestos con tu respiración: ascender cuando inspire, desciende cuando expire.
¿Por qué es tan bueno? ¡Porque relaja! Las tensiones musculares se desvanecen bajo los efectos de los movimientos envolventes. Otra ventaja: este masaje reaviva la sensibilidad de la piel. ¡Tu serás aún más receptiva a las caricias!
El mejor momento para hacerlo: Después de una dura jornada de trabajo, cuando se sienta muy estresado o cansado. ¡Relajación y despertar del deseo garantizados!
La idea: Para cambiar un poco, debes saber que el masaje californiano se puede realizar igualmente sobre el pecho (los movimientos son los mismos que para la espalda) y sobre la tripa: sitúate a la derecha de tu pareja, pon las manos sobre su abdómen y masajéale realizando círculos, en el sentido de las agujas de un reloj.
A tener en cuenta: Este masaje en realidad se llama "Sensitive Gestalt Massage". Se utiliza el término "californiano" porque la técnica nació en esta región de Estados Unidos, en los años 60. ¡Mucho más sexy! jejejeje
Feliz rato de masaje
Ahhh, este masaje es para ambos...

jueves

COMO HACER UNA BUENA FELACION



O mejor dicho.... "Como chupar una polla con arte y salero",jajajja

Chupar una polla a un hombre es uno de los más puros placeres en la vida. Es triste pensar que muchas mujeres no aprecian lo divertido que puede ser. La razón es que no saben cómo hacerlo correctamente y así no acaba por gustarles, porque si no lo haces correctamente, no conseguirás tu premio. La polla no se endurecerá, el hombre no pasará un buen rato y la mujer sentirá el fallo como propio. Pero no hay que tener miedo, es muy fácil aprender a ser una fabulosa chupadora de pollas, y yo voy a deciros como.
No tiene importancia el lugar que escojas, puede ser en casa, en la cama o en el coche, pero busca todo el nivel de intimidad que necesites para sentirte relajada y cachonda. Para el propósito de este artículo, digamos que estás en un sofá, con un hombre que te gusta y sabes que a él le apetecería una buena mamada en este momento (siempre les apetece, jajaja).
Deslízate en el suelo entre sus piernas y abre su bragueta. Busca y palpa su polla. Si está caliente para ti, ya estará dura. Si es nervioso, puede estar aún doblada en sus calzoncillos. Mantén agarrada su polla con la mano, sube a su cara y bésale. Observa si puedes sentir una respuesta abajo. Cualquier movimiento es una buen signo.
Ahora sácale la polla y mira cómo está. Si está tiesa, lo estás haciendo bien, en otro caso, aquí está el que hacer: Sácale las pelotas. Si los pantalones están muy tirantes, bájalos. Ahora sujeta sus pelotas en la mano izquierda y la polla en la derecha. Apriétala poco a poco hacia abajo en dirección a la base del mango y dispónte a chupar.
Recorre tu lengua sobre tus labios para tenerlos listos y húmedos, y mira la cara de tu hombre. El quiere mirar como le chupas. A los hombres les gusta mirar. Ahora abre tu boca ligeramente para atormentar y excitar a tu hombre y acércate junto a su polla. Respira en él, sóplale con tu aliento caliente. Saca tu lengua de nuevo y tócale, atorméntalo.
Asegurándote que tu lengua está goteante de humedad, comienza en la base de su mango y lame hacia arriba, lentamente. Gira tu cabeza de lado y simula morderle, suavemente colocando tus dientes en su carne. Humedécelo de nuevo con tu lengua y usa tu mano para esparcir el líquido alrededor si es necesario. Una polla húmeda se ve y suena más cachonda que una seca.
Tu izquierda entretanto estará tocando sus pelotas, quizás arañándolas ligeramente con tus uñas. Puedes también querer buscar debajo y detrás de las pelotas para encontrar ese área tan sensitiva justo antes del ano, o incluso pasar tus dedos sobre su agujero muy levemente. Ya que el músculo que causa la erección comienza ahí atrás, esto producirá una reacción en su polla.
Después que hayas lamido su mango un montón de veces y está todo húmedo y duro, tu hombre comenzará a retorcerse con frustración si no comienzas a tomarlo en serio. Una rápida mirada a su cara te hará saber cuando estás llevando las cosas demasiado lejos. Atormentar es bueno... hasta un punto.
Un poco de experiencia chupando pollas te enseñará cuándo se ha alcanzado este punto. En uno de tus balanceos hacia arriba con su lengua, desde la base de su mástil al borde de su capullo, no te detengas.
Continúa tu larga, húmeda lamida sobre la punta de su polla, insistiendo en el agujero del centro. Mantén tu lengua en él, si puedes, pero no chupes su cabeza aún.
Ahora recorre con tu lengua el borde de su capullo, por todo el contorno, haciendo frecuentes pases por la piel tierna encarada hacia tí. Aquí es donde la mayoría de los hombres son más sensibles. ¡Pero no todos los hombres! Hay una cosa que una buena chupadora de pollas tiene que aprender a hacer, tan pronto como estés cómoda, que es: Hacer preguntas. Cada hombre es único, y también su polla.
Estruja el mango y mira si brota un líquido claro. Si lo hace, baña tu lengua en él y espárcelo. Se extenderá contigo y parecerá fantásticamente erótico a tu compañero. Ahora, muestra como te gusta la sustancia.
Acércate a la cabeza de la polla como si fuese un helado de crema de chocolate y mete todo el capullo en tu boca caliente. Manténlo allí.
Escúchale gemir. Ahora baja rápidamente y mete tanta polla como pueda caber dentro de tu boca. No temas, no te ahogarás. Si doblas tu cuello de la manera correcta, puedes meterla limpiamente en tu garganta.
Permanece así, con la polla dentro de tu boca, durante un momento. Siéntela dentro tuyo. Esto puede ser al menos tan exquisito como tenerla en tu conejito. Crece en tí.
En este momento puedes hacer varias cosas. Esta es una de ellas:
Deslízala hacia atrás hasta el extremo de la polla y chasquea tu lengua contra ella. Tu hombre tendrá un hormigueo ahora, queriendo profundizar más en tu garganta. Pero no le dejes imponerse. Si lo hiciera, se iría en dos minutos y ¿esto es divertido?
Moviéndote tan rápido como el pueda aguantar (no le dejes correrse aún), deslízate arriba y abajo por su polla como si estuvieras follándolo. Si está muy cerca de correrse, para, o al menos frena. Si no puedes introducirla hasta el final, puedes engañarlo un poco usando tu mano derecha para completar la sensación de tragártela a fondo. Parecerá como si la hubieses metido por completo en tu boca y hasta lo sentirá igual. Puede también deslizar tus dedos, moviéndolos en forma de O alrededor de su mango, arriba y abajo con el ritmo de su chupada.
Esta es otra cosa. Además de sólo meter la polla en la boca, puedes mamarla que es bastante diferente. Hay mamadas profundas y pequeñas y ambas sientan condenadamente bien. Tu hombre puede tener una preferencia, no obstante, así que observa sus reacciones.
Tomando tan sólo el capullo en tu boca, mámalo como si fuera un pezón o un pajita. Esto le sienta tan bien al hombre, que me pone el conejo caliente tan sólo pensar en ello.
La otra mamada es larga, profunda, en la que tomas la polla completa y la mamas todo el tiempo hacia arriba como si fueras un aspirador y después abajo y lo haces de nuevo, mamando hacia abajo también.
Aquí hay una cosa importante que saber: Cualquiera de estos movimientos sentirán bien las primeras pocas veces o más, pero tras un rato, es como si la polla se vuelve inmune al sentimiento. Cuando notes esto, es el momento de cambiar al siguiente juego. No querrás que la polla se vaya a dormir. La quieres constantemente estimulada, casi, pero sin llegar, al punto del orgasmo.
Que es justamente donde estamos ahora. Tienes una furiosa erección en tu mano derecha y unas pelotas algo tensas en tu izquierda. Echate atrás y obsérvalo, ¿no es bello? Lleva tu mano derecha a la base de la polla y aprieta allí. Esto provoca que el mango se llene y espese, y ahora el capullo estar brillante y suave. Continúa manteniendo la polla en tu boca, chupa y prueba todos tus movimientos variados hasta que sepas que el hombre no puede soportar más y va a dispararse.
Lo que hagas ahora es entre tú y tu amante. Personalmente, yo prefiero observar el disparo. Me proporciona imágenes para mis sueños húmedos y además, es emocionante ver la leche a borbotones. Es asombroso cuanta cosa sale y lo lejos que llega el disparo. Si quieres mirar, lo sentirás venir con su mano derecha y sabrás cuando apartarte. Puedes incluso intentar coger algo con tu lengua si eres rápida. Puedes querer tragarlo, algunas muchachas lo hacen, y a montones de chicos les gusta que se lo traguen. Ten cuidado de retroceder un poco cuando estalle o si no te atragantarás y esto no es muy romántico. Cógelo en tu boca, manténlo allí y después lo tragas.
Otra solución, y esta también es bonita, salvo que estés haciendo el amor donde no puedas ensuciar, es dejar los tibios, maravillosos jugos derramarse en tu boca y entonces deslizarlos alrededor de la ya húmeda polla. ¡La hace tan escurridiza y deliciosa de tocar! Querrás recorrerla con tus manos, sintiendo la polla dura hacia arriba, esparciendo la reluciente leche sobre el capullo. Esto también crea una estupenda imagen sensual, para tí y para tu hombre.
Acabas de hacerle a tu hombre una mamada que no olvidará en la vida
Créeme, si sigues mis instrucciones, este tipo querrá saber más sobre ti. He oído a los hombres que una mujer entre cincuenta sabe como hacer una buena chupada. El resto actúa como si fuera un gran favor. Lo que es otro punto que debo remarcar. Si no te gusta chupar y has intentado aprender a que te guste y todavía no funciona, no te rindas. Quizás te guste con el tiempo. Los hombres dicen que las mujeres mayores son mejores chupadoras.
Pero debo advertirte, hay un montón por ahí a las que nos gusta chupar y vamos a ser una dura competencia para las que sois tímidas. Conozco mujeres que incluso tienen orgasmos chupando pollas.
Una nota final, esta vez para los hombres: No empujes.
No hay nada más mortal que tener un hombre empujando tu cabeza
ahí abajo. Espera. Si ella estuviera dispuesta, se pondrá en ello, quizá no hasta la segunda vez que hagáis el amor. Y si le das tiempo, aprenderá a gustarle. Si a ella no le gusta, quizás si le guste a tu siguiente amante...

Espero que os sirva y feliz mamada, jajajajja

miércoles

A RITMO DE BOSSANOVA


Este verano regreso de nuevo alguien muy especial para mi, alguien que se asoma a mi vida de vez en cuando y me deja bien follada y meneándome a ritmo de bossanova, cada vez que me dice: “Hasta otra, preciosa” despidiéndose desde la moto, que ronronea con menos ganas de irse que su dueño.
Este amante, viene y se va con la misma facilidad, me roza los labios con los dedos, me voltea, me trastorna, me muerde el lóbulo de la oreja y luego me besa dulcemente, todo esto desde la distancia infinita y con la cabeza complicada por el trabajo.
Tiene la mezcla que más me gusta en un hombre: inteligencia + sensualidad + ternura sin empalagos + control absoluto en la cama + el torso más erótico del mundo.
Lo bonito es que nunca hemos querido más de lo que nos dábamos, jamás nos hemos prometido nada, ni hemos hecho planes, ni nos hemos preguntado demasiado, ni nos hemos juzgado... La relación perfecta...

Por eso te dedico esta ultima cancion que escuchamos juntos, cancion que me recuerda a nuestras noches de verano: “Sodade” de Cesaria Evora

martes

MASAJES SENSUALES


Con la proxima llegada del otoño, no tenemos otro deseo que el de acurrucarnos en los brazos de nuestra pareja y pasar la tarde dedicándonos el uno al otro. No hay mejor momento que este para comenzar con los masajes sensuales. ¿El objetivo? evidentemente relajarse, pero también elevar la libido y reavivar el potencial erótico de cada parte del cuerpo.
Si quereis os propondre unos masajes faciles, pero con resultados perfectos tanto para hombres como para mujeres.
¿Tienes ganas de probar?
.........................
MASAJE EN LA CABEZA
Como debes hacerlo: Tu pareja se tumba de espaldas, con la cabeza sobre un cojín. De rodillas detrás suya, comienza por la frente; haz un suave recorrido con tus dedos desde la nariz y ve hasta el nacimiento del cabello, alternando mano derecha e izquierda. Repite este movimiento una docena de veces variando la intensidad de la presión, según los deseos de tu compañero. Para terminar, pon las palmas de la mano sobre sus sienes y mantén la posición durante dos minutos.
Por qué es tan bueno: Porque esas caricias estimulan el centro energético situado detrás de la frente, lo que llamamos el "tercer ojo". Resultado: las tensiones se relajan, el estrés desaparece, un sentimiento de bienestar se apodera de la persona. El mejor momento para hacerlo: a primera hora de la tarde, ¡para entrar en faena! Se recomienda hacerlo de una forma más bien suave; será el preámbulo ideal para otro tipo de masajes con mayor carga erótica. Aunque no tengas ninguna experiencia, este masaje es fácil de hacer, además de rápido, y te permitirá familiarizarte con el contacto físico mutuo.
La idea: Para erotizar aún más tus caricias, no dudes en realizar pequeños movimientos circulares sobre el cuero cabelludo, rico en puntos de estimulación sexual.
A tener en cuenta: La oreja es una zona ultra sensible y altamente erógena, que, una vez estimulada, envía un impulso eléctrico directamente a la tripa. Aprovecha y hazle cosquillas con la lengua o con tu aliento. Pero ¡cuidado! No a todo el mundo le gusta que se le acerquen demasidao a la oreja. Así que déjalo a la primera señal de rechazo.

lunes

COMO HACER UN CUNNILINGUS



O para aquellos que no saben lo que es...."COMO COMER UN COÑO"

"Hey!, tengo mucho respeto por todos los tios a los que os gusta comer coños porque hay muy pocos de vosotros en la calle, y no soy la unica mujer que lo dice.Y lo que es mas, algunos de los que lo haceis a la antigua usanza, no lo haceis demasiado bien, asi que quizas esta pequeña leccion os ayude.Cuando una mujer encuentra a un hombre que lo mama bien ha encontrado un tesoro y no le va a dejar escapar facilmente.Este es un tipo raro y ella lo sabe.Ni siquiera se lo dirá a sus mejores amigas pues si no le convertiría en el hombre mas popular de la ciudad.Asi que recuerda, la mayoria de los tios pueden follar y generalmente lo hacen de una manera satisfactoria, pero los que saben mamarlo bien, lo tienen hecho.Muchas mujeres estan tristes por sus cuerpos. Incluso si tienes a la mujer mas maravillosa del mundo contigo en la cama se estara preocupando por como te gusta su cuerpo.Dile que es bella, dile que partes te gustan mas, dile cualquier cosa pero dejala que confie en ti lo suficiente como para dejarte bajar entre sus piernas. Ahora para y mira lo que ves.Es bonito, verdad? No hay nada en el mundo que haga mas única a su mujer que su coño. Ya se, he visto muchos, los hay de diferentes tallas, colores y formas.Algunos estan metidos para adentro como el potorrin de una chiquilla y otros tienen los labios gruesos y seductores que salen para darte la bienvenida. Algunos son cepillos enredados de pelo y otros estan cubiertos con pelusa transparente.Aprecia las cualidades unicas de tu mujer y dile lo que le hace especial.Las mujeres son mucho más de palabra que los hombres, especialmente cuando se hace el amor.También responden más al amor de palabra lo que significa que cuanto más le hables, más fácil te será hacerle correrse. Asi que todo el tiempo que pases acariciando y manoseando su precioso coño, hablale de el.Ahora, míralo de nuevo, suavemente aparta los labios y mira los labios internos. Incluso chupalos si quieres.Ahora separa las partes superiores del coño hasta que encuentres el clítoris.Las mujeres tienen clítoris de todas las tallas igual que los tios teneis pollas de diferentes tamanos, pero esto no tiene nada que ver con su capacidad de orgasmo.Simplemente significa que la mayor parte de ella esta escondida bajo su prepucio. Cada vez que toques el coño de una mujer asegurate de que tu dedo esta húmedo.Puedes chuparlo o puedes mojarlo con sus jugos internos, pero asegúrate por cualquier medio de mojarlo, pues tu dedo se quedará pegado a él si esta seco, y eso duele.Pero tu no quieres tocarle el clítoris de cualquier manera, tienes que ir preparando el terreno. Antes de que ella se excite, su clítoris es demasiado delicado para ser manejado.Aproximate a su coño despacio.A las mujeres, incluso más que a los hombres, les encanta ser incitadas. La parte interna de su muslo es su punto mas delicado.Chupalo, besalo, haz dibujos con la punta de tu lengua, acercate peligrosamente a su coño. Hazle que se anticipe a ello.Ahora chupa el pliegue donde las piernas juntan su coño. Acaricia tu cara con su arbusto, cepilla tus labios sobre su raja sin presionar, para posteriormente excitarla.Despues de haber hecho esto hasta un punto en el que tu chica esta moviendose, y tratando de forzar para que te acerques mas a ella, pon tus labios en la superficie de su raja. Besala suavemente y despues mas fuerte.Ahora usa tu lengua para separar los labios de su chocho y cuando se abran haz correr tu lengua arriba y abajo entre las capas de carne del coño. Suavemente separa mas sus piernas con tus manos.Todo lo que haces con una mujer y lo que estas a punto de comer tiene que ser hecho suavemente. Fóllala con la lengua, eso tambien le excita porque por ahora ella quiere que se le preste algo de atencion a su clítoris.Compruebalo, mira si el clítoris se ha vuelto lo suficientemente duro como para sobresalir de su cubierta. Si es asi, chupalo.Si no puedes verlo, puede estar esperándote debajo.Lleva tu lengua hasta la parte superior de su raja y siente su clítoris. Apenas puedes experimentar su presencia, pero si incluso no puedes sentir la diminuta perla, puedes hacerla levantarse chupando la piel que la cubre.Chupa fuerte y presiona dentro de su piel. Suavemente separa los labios del coño y mete tu lengua contra el clítoris, cubierto o no. Hazlo rapidamente.Esto provocara que sus piernas se estremezcan. Cuando sientas que esta alcanzando el orgasmo pon tus labios en forma de O y toma el clítoris con tu boca. Empieza a chupar suavemente y observa la cara de tu chica y su reaccion. Si puede soportarlo, empieza a chupar mas fuerte y si le mola chupa mas fuerte todavia. Ve con ella.Si levanta la pelvis en el aire con la tension del orgasmo viniendo, muevete con ella, no pelees. Espera y manten tu caliente boca en su clítoris.No le dejes ir. Esto es lo que estara diciendo tambien: NO PARES!, NO PARES NUNCA!!! Hay una razon para ello. La mayoria de los hombres se paran demasiado pronto. Igual que la mamada de una polla, esto es algo sobre lo que merece la pena aprender, y hay que aprender a hacerlo bien.Conozco a un hombre que es un asqueroso follador. Simplemente asqueroso. Pero puede comer un coño mejor que nadie que conozca y nunca tiene problemas para conseguir una cita. Las chicas se abalanzan sobre él.Pero volviendo a tu sesión "come-coño", hay otra cosa que puedes hacer para intensificar el placer de tu mujer.Le puedes joder con los dedos mientras ella disfruta con tus talentos de chupa clítoris. Antes, durante y despues. A ella si que le gustara. Ademas de las zonas erogenas que rodean a su clítoris, otra mujer tiene otra area extremadamente sensible en la azotea de su vagina. Esta es la zona contra la que frotas cuando te la estas follando. Bien, como tu polla esta un poco lejos de tu boca, tus dedos tendrán que "echar el polvo". Coge dos dedos.Uno es muy fino y tres demasiado anchos por lo tanto no puedes profundizar. Asegurate de que estan humedos para no irritarle la piel. Deslizalos hacia adentro, al principio despacio y despues más rapidamente.Fóllala con ellos ritmicamente. Acelera solo cuando ella lo hace. Escucha su respiracion, ella te permitira saber lo que hacer. Si le estas chupando el coño y haciendole un dedo al mismo tiempo, le estas estimulando bastante mas de lo que lo harias con tu polla sola, por lo tanto puedes contar con que se lo esta pasando en grande.Si tienes alguna duda comprueba sus sintomas.Cada mujer es única. Puedes tener una cuyos pezones se endurecen cuando se excita o solo cuando le viene el orgasmo. Tu chica se puede poner colorada o empezar a temblar. Consigue conocer sus sintomas y seras su amante mas sensible. Cuando ella empice a tener un orgasmo, por Dios, no dejes escapar ese clítoris. Persevera con la duracion.Cuando empiece a decaer del primer orgasmo, presiona tu lengua contra el lado inferior del clítoris dejando que tus labios cubran la parte superior. Mueve tu lengua hacia adentro y hacia afuera de su coño. Si tus dedos estan dentro, muevelos tambien un poco, aunque suavemente, pues todo es extremadamente sensible especialmente ahora. Si juegas tus cartas correctamente conseguiras multiples orgasmos de esta manera. Una mujer esta excitada una hora entera antes de tener un orgasmo. ¿Te das cuenta del impacto total de esta informacion?. ¿El potencial?.A una mujer se le cronometraron 56 orgasmos de un tiron. ¿Sabes el efecto que tendrias en una mujer a la que le produjeses 56 orgasmos?. Sería tuya siempre que la quisieras. El ultimo consejo que te doy es: despues de haberla hecho correrse, hazla tu esclava dandole la mayor mamada que haya tenido nunca.No le dejes sola precisamente ahora. Hablale, acaricia su pecho y su cuerpo con delicadeza, continua haciendole el amor suavemente hasta que se haya calmado. Un hombre puede marcharse e irse a dormir en el mismo suspiro sin sentir remordimiento, ningun sentido de perdida. Pero una mujer por naturaleza requiere alguna sensibilidad de su amante en los primeros momentos despues del sexo.El sexo oral puede ser la mas excitante experiencia sexual que puedes tener. Pero es lo que tu haces.Tomate tu tiempo, practica a menudo, presta atencion a los sintomas de tu amante y sobre todo, diviertete.Espero que os sirva de algo,jajjaja

sábado

90 60 90 DIARIO SECRETO DE UNA ADOLESCENTE


El otro día comenzo esta serie en A3 y la verdad es que me trajo buenos recuerdos de juventud y mis tonteos con mi vecino, madurito de 41 años, jejeje
Qué morboooooo! Por dios..........
Más de diez años viviendo en el mismo bloque y apenas habíamos cruzado cuatro palabras aparte del 'hola' y 'hasta luego' en el portal, aunque bien es cierto que en un edificio de 12 plantas y 8 viviendas en cada una, tampoco vas a intimar con todos los vecinos. De todas formas tampoco soy una chica muy habladora, y por lo visto, él tampoco, aunque recuerdo que cuando todo esto que os voy a contar (yo era una renacuaja de unos 18 años, ahora tengo 26) .
Al ir yo creciendo siempre me preguntaba como seria hacérmelo con un madurito y mi vecino según se hacia mayor se conservaba bastante bien, mejor dicho, está bastante bueno: es alto, pelo cortito, un poco delgado… no está nada mal , jajajaja
Siempre que subíamos en el ascensor no hablábamos nada, a excepción del 'hola' y 'adiós', aunque notaba que a veces le hubiera gustado hablar algo mientras llegábamos a su piso, y a veces se cruzaban nuestras miradas, que rápidamente apartábamos al techo o al suelo, ya que supongo que le cortaba un poco empezar él la conversación.
Todo empezó un viernes por la noche, yo tenia entonces 18 años y como todos los viernes, salí a dar una vuelta con las amigas, aunque al cabo de un par de horas se puso a llover, y como apenas había gente y no parecía que fuese a parar, tras unas copas en un pub y un poco de charla entre mujeres , me fui a casa procurando no mojarme demasiado.
Cuando llegué al portal, vi desde fuera que dentro había alguien esperando el ascensor. A veces suelo preferir esperar a que coja el ascensor y se vaya quien sea, para entrar luego yo (prefiero subir sola, es una manía que tengo), aunque como llovía mucho, abrí la puerta y entré.
Tras pasar y cerrar la puerta, vi que era el vecino del 10º el que estaba esperando el ascensor.
'Hola', le digo, mientras para mis adentros me fijo en ese culito tan rico.
'Ah, hola', me responde
Mientras esperamos que llegue el ascensor, ninguno decimos nada, solo oímos cómo las gotas de lluvia se estrellan en el suelo de la calle.
Me abre la puerta para que pase y luego entra él. Pulsa el botón de su piso (de sobra sabe que yo vivo más arriba).
Mientras vamos subiendo noto que esa noche me mira fijamente, solo apartando la mirada cuando ladeo la cabeza y le miro yo.
Llegamos al 10º, su piso. Abre la puerta, pero se para de repente y se vuelve hacia mí, sin salir. Se me queda mirando fijamente, y sin saber por qué, se agacha levemente hasta poner sus labios entreabiertos sobre mi boca durante un segundo, tras lo cual se aparta y me mira a los ojos extrañamente seguro de sí mismo, como dándome tiempo a reaccionar.
Me quedo mirándole sorprendida y un poco titubeante, cuando vuelve a la carga. Esta vez su 'ataque' va en serio. Mientras cierro los ojos y me dejo llevar, su lengua se introduce entre mis labios entreabiertos, retorciéndose tratando de unirse a la mía, que no tarda en aceptar la invitación y se une a la suya en suaves latigazos dentro de mi boca.
Mientras nos deleitamos disfrutando de nuestros profundos y calientes besos, sus manos empiezan a ascender lentamente desde mis caderas... con suavidad y delicadeza cubre con su mano mi pecho izquierdo por encima de mi camisa, el cual empieza a amasar como si de un experto panadero se tratase, aunque noto que eso no le vale, ya que se apresura a desabrocharme los botones de la camisa y a introducir sus frías manos por mis costados hasta mi espalda, el cierre de mi sujetador le esperaba.
Tres segundos tarda en desbrocharlo, algo más de lo que le cuesta agarrar mis dos pechos con sus ya calientes manos. Mientras se regocija amasando con fuerza mis bien dotados senos, veo como estoy arrinconada en una esquina del ascensor, al tiempo que nos pegamos tanto el uno al otro que noto como su pene estaba ya duro como una roca.
Aparta sus labios de mi boca, y sin soltar mis pechos, empieza a chupar mis pezones, erectos desde el principio, mientras intenta murmurar palabras sin duda relacionadas con lo que ambos estábamos disfrutando.
Le agarro por su cabeza y aprieto más su cara contra mis pechos, mientras él se afana en mordisquear mis duros pezones, cada vez más con más fuerza, lo que hace subir mi temperatura cada vez más.
Sin dejar de lamer mis pezones y areolas, suelta sus manos de mis pechos y a tientas agarra mi culo por debajo de mi minifalda vaquera. Apretando mis nalgas con igual fuerza que antes hacía con mis pechos, recorre milímetro a milímetro mi culo mientras vuelve a meterme la lengua en la boca. Noto que esto no hay quien lo pare. Saco su camisa del pantalón e introduzco la mano por su pecho y espalda, que cuerpecito tiene el condenado.

Los gemidos y nuestras respiraciones entrecortadas espero que no despierten a ningún vecino. Su mano derecha ahora se entretiene frotándome el coño por encima de la braguita, que cada vez lo tengo más húmedo y caliente. Con un milimetrado movimiento de su mano, desde el ombligo baja, entre mi braguita y mi estomago, decididamente hasta cubrir completamente con sus dedos la entrada de mi vagina... los mueve haciendo círculos, con delicadeza. Cielos, ¡que placer! Yo no pierdo el tiempo y desabrocho como puedo los botones de su pantalón y agarro esa barra de acero que debe ser su polla.
Como leyéndome el pensamiento, él mismo se apresura en desabrocharse el cinturón de sus vaqueros y bajárselos, a la vez que también se baja los calzoncillos, mostrándome su polla, tiesa y dura como una roca, esperando ser acariciada como se merece por una dama que la supiera apreciar.
Instintivamente la empiezo a acariciar, reaccionando ante mi contacto como si tuviera vida propia, poniéndose si cabe más dura. Él me suplica que se la chupe, cosa que me desconcierta un poco, ya que nunca se lo había hecho a ningún chico, pero no pude resistirme... Mientras me agacho hincando las dos rodillas en el suelo del ascensor (sin soltar el preciado trofeo, por supuesto), él retira para atrás la piel que medio cubría su capullo, mostrándomelo en todo su esplendor.
Me lo meto en la boca y empiezo a chupársela. A él se le escapa un gemido de placer. Procuro hacerlo bien, como en las películas X que solíamos ver en casa de una amiga.
Él se mueve acompasadamente atrás y adelante mientras yo engullo como puedo el caliente miembro con mi lengua y mi boca todo lo abiertas que pueden estar, ya que su miembro no era pequeño precisamente. Tiene un sabor extraño, aunque me gusta y más a él, claro...
De repente me aparta la cabeza, supongo porque no querrá correrse dentro de mi boca, aunque no me hubiera importado nada probar el sabor de su semen salpicandola.
Me agarra de los codos y tira de mí hasta ponerme de pie. No puedo quitar ojo a ese pene tieso todavía cubierto de mi saliva. Cómo ansío tenerlo dentro de mí.
Se apresura a agacharse para subirme más la minifalda y bajarme las braguitas. Mientras lo hace, acerca su cara a mi pubis, y sin siquiera pedírselo hace un alto en su camino para dar unas lengüetadas a mi ya dilatada vagina. Qué placer, qué bien me separa los labios y me folla con su lengua.
Se pone de pie, y se muy bien que ha llegado el momento de ser penetrada le pregunto con voz entrecortada por los jadeos, por si tiene alguna enfermedad o 'algo' que me pueda 'pegar', rezando porque me diga que no. Así lo hace, y aunque sin condón, como en un par de días me ha de venir la regla, no creo que sea el momento de preocuparse por nada más que por sentir cómo clava su estaca entre mis dos piernas.
Estamos los dos de pie, dobla las rodillas levemente mientras con la mano derecha enfila la punta de su polla entre mis dos piernas. Con una ligera presión de su pene contra mi vulva localiza sin problemas la entrada de mi vagina y de una decidida embestida me penetra todo lo que da de sí la longitud de su polla.
Creo que grito de placer. Como si en ello nos fuera la vida, nos contorneamos rítmicamente mientras su varonil miembro entra y sale de mi coño rebosante de flujo.
Estamos sudando. Me agarra con fuerza las nalgas para aposentarse mejor en su delicada misión de follarme.
Durante unos minutos entra y sale de mí como un poseso.
Poco a poco aumenta la velocidad y violencia de sus embestidas... creo que me voy a correr... mmmmmhhmm!!, grito mientras se me escapan varias lágrimas y casi se me nubla la visión... cierro los ojos mientras disfruto de este maravilloso orgasmo ¡cielos, qué placer!
Él también se corre, siento como fluye a borbotones su semen en mi interior, lo cual hace prolongar mi orgasmo.
Sin sacar todavía su pene de mis entrañas, tratamos de recuperar la conciencia y el ritmo de respiración. Nos miramos a los ojos mientras le agarro por la cintura y el pellizca suavemente mi pezón derecho.
Se aparta para sacar su exhausto miembro de dentro de mí y lentamente se viste mientras yo hago lo mismo.
'Ha sido maravilloso, hasta otro día', susurra mientras me besa tiernamente.
Se da media vuelta y sale del ascensor mientras me abrocho la camisa todavía sintiendo escalofríos por el placer que acababa de sentir.
Eran las 3:55, creo que esa noche dormí como pocas noches.
Ese fue el comienzo de mi relación secreta que duro casi 3 años con mi vecino madurito del piso 10º....
Y tu, viviste alguna historia con alguien mayor que tu?